Destinos vintage en la costa de barcelona

Viajes vintage en España

La moda de lo vintage es un frenesí que lo copa todo últimamente: escaparates, redes sociales, camisetas, bicicletas, bolsos y hasta los viajes. Aprovechar para organizar viajes en modo retro es una de las tendencias con las que uno puede toparse y sorprenderse hoy en día: pasar de los destinos más masivos y rescatar aquellos que todavía mantienen ese regusto a Verano Azul y Aquellos Maravillosos Años, donde parece que el tiempo pasa un poco más despacio y donde el paisaje combina a la perfección con el filtro de Instagram Early Bird.

El otro día, hablando y planeando una escapada de fin de semana con una amiga, salió a la conversación. La propuesta que cayó sobre la mesa fue la preparar un viaje para la próxima primavera para redescubrir una de las costas de España más vintage: la costa de Barcelona – Maresme. Así, a priori, es posible que muchos no sepan ni ubicarla en el mapa, eclipsada por la fama de la Costa Brava, pero ha sido históricamente uno de los lugares de veraneo preferidos por los turistas del centro de Europa, principalmente alemanes, y también –cómo no- por los catalanes. Aún hoy, son muchas las familias que acuden fieles, año tras año, a esta zona de playas hermosas y cierto encanto marinero de épocas pasadas.

Barcelona Vintage

Mi amiga es de Barcelona y, para ella, pueblos como Calella o Pineda de Mar son parte indisociable de los veranos de su infancia. En la actualidad, según me comentó, todavía conservan esa sensación de seguridad y tranquilidad que teníamos cuando éramos pequeños y corríamos por el pueblo durante todo el día libremente hasta que caía la noche y tocaba retirarse para cenar.

Mi pueblo estaba en Castilla y no tenía mar. Ahora también es un destino muy vintage (hasta creo que han abierto un agroturismo cerca de la casa de mis abuelos). Vuelvo de cuando en cuando y esos días que paso allí no los cambio por nada del mundo. Leer, pasear por los campos, abrigarse por las noches cuando refresca y acurrucarse junto al brasero con una rica sopa caliente, un juego de mesa y unas risas en familia…

Total, que entre que yo ando completamente nostálgica este otoño y que me parece un trecho larguísimo el que hay que recorrer hasta primavera, le he dicho a mi amiga que sí, que adelante con nuestro viaje vintage al Maresme.

La idea es cerrarlo cuando antes… así que he estado mirando alojamientos y hoteles en la zona. Conozco la cadena Fergus porque he estado en ellos varias veces. Tienen hoteles por toda la costa de Barcelona: el Hotel Montemar, el Hotel Maripins… Todos son cómodos y con un diseño moderno y, la verdad, en esta ocasión estábamos buscando algo más… vintage.

Queremos algo económico, cómodo y muy, muy acogedor y familiar. Seguro que conocéis algo, venga: ¡se aceptan sugerencias!

Anuncios