Sí, lo confieso: soy PANK

Sí, sí, lo admito, soy definitivamente PANK (y algo punk a veces). Que qué significa eso de PANK… Eso pensé yo la primera vez que oí hablar del tema. Bueno, mejor dicho, la primera vez que leí sobre el tema en un reportaje de la revista de turismo Hosteltur “Mujeres PANK, nuevo target para el turismo familiar”. En este artículo definen PANK como mujeres con trabajo, sin niños pero con sobrinos o ahijados con los que viajan. Estoy segura de que como yo muchas se visualizan directamente en ese perfil: libres como el viento pero encandiladas con los bebés de nuestras amigas, locas por hacerles mil regalos y, claro, por llevárnoslos de viaje a conocer mundo.

Así soy yo. PANK. Y me encanta. Desde hace 3 años, Leo –el hijo de mi amiga Marina- y yo hacemos un pequeño viaje de fin de semana largo (o una semana si se puede) a un hotel divertido en algún destino de playa o montaña en el que pasar el rato jugando, riendo y explorando.  Marina y su marido están encantados. Mi madre, sin embargo, me dice que estoy loca, que vaya responsabilidad. Bueno, sí, claro, los niños son una responsabilidad tremenda –por eso no los tengo mamá- pero tampoco quiero renunciar a los que quiero y me gusta compartir con ellos lo que más me emociona: transmitirle esas ganas de viajar, de conocer… Y, por supuesto, enseñarles a organizar un viaje desde bien pequeños.

Sol Gavilanes hotel

Sol Gavilanes hotel

Eso de organizar es realmente lo más complicado de mis vacaciones con Leo. La verdad es que tengo mucha suerte porque a sus 5 –casi 6 años- es un encanto, perfectamente educado, curioso, abierto y divertidísimo. No tiene nada de morriña y chapurrea en inglés  mejor que yo (qué más le puedo pedir!). Pero encontrar hotel, fechas y preparar la maleta… eso es siempre una pequeña tortura.

Realmente, aunque parece que los hoteleros nos han puesto en su punto de mira, no hay muchos hoteles para disfrutar siendo una PANK sin dejarte un buen dinerillo en el camino. Conseguir un hotel para niños medio decente obliga a mirar por encima de las 3 estrellas y en sitios como Menorca, Ibiza o Mallorca (que es donde vivimos y por donde solemos movernos) hay que aspirar a los de 4 estrellas para ir con un poco de seguridad (con el niño de otro no estás dispuesta a afrontar según qué sorpresas de última hora).

Así que, digamos que durante los últimos años mi hobby como blogger de viajes y buena parte de mi tiempo libre lo he dedicado a repasar cadenas hoteleras con alojamientos para niños, familias y destinos curiosos (y cercanos). De ese ‘trabajo’ he conseguido una lista de hoteles y destinos para niños muy recomendables, siendo mis preferidos los Hoteles Picapiedra -de la firma Sol Hoteles-. De éstos, en concreto, hemos ido el pasado verano a uno de los 2 hoteles que creo que tienen en Menorca, el Sol Falcó All Inclusive. Fue un viaje de lujo, Leo alucinó con el hotel (tenían hasta un restaurante temático con comida inspirada en los dibujos animados de Los Picapiedra!) y, para mí, las habitaciones fantásticas y la ubicación también genial: en la playa de Xoriguer, a un paso de Ciutadella (por supuesto, alquilamos un minicoche para recorrer la isla) y con una gastronomía exquisita allí donde fueras.

En Mallorca, también hay varios hoteles que merecen una escapada con los críos. Si vas en plan PANK, lo más recomendable es el norte de Mallorca: el paisaje es ideal para programar excursiones a la naturaleza, que a los pequeñajos les encantan. Una magnífica opción es buscar un hotel en Alcudia o en la Playa de Muro con spa, deportes, piscinas, animación y playa. Si tiene esas 5 claves, es moderno y el precio es asequible, merece mucho la pena. En este grupo entrarían algunos hoteles de la cadena Garden Hotels (el Playa Garden o el apartotel Alcudia Garden, por ejemplo).

Hotel para familias en Mallorca

Hotel para familias en Mallorca

Más cerca de Palma, por aquello de poder escaparnos a la ciudad de cuando en cuando e ir al cine o a un centro de ocio en caso de que haga un día malo, la zona de Palmanova cuenta con algunos hoteles interesantes, aunque el público es eminentemente extranjero y no suelen estar abiertos fuera de la temporada de verano: Hotel Marina Torrenova (con piscinas con juegos), alguno de los hoteles de Intertur (Hawaii Mallorca, Hawaii Torrenova…) Todos hoteles de familias clásicos, con servicios Todo Incluido, acceso directo a la playa, habitaciones sencillas con servicios cómodos pero sin excesos y con la ventaja de que tanto tú como el niño podréis practicar inglés 🙂

Pero si eres una PANK moderna y quieres algo realmente diferente mi recomendación es apostar por un hotel para familias enfocado a un público más exigente. Un ejemplo de lo que quiero decir es el hotel Cala Blanca Suites de la cadena Fergus, un 4 estrellas frente al mar con un diseño de lujo y servicios específicos para los que viajamos con niños. Lo probamos hace 2 años. Fuimos Leo (con 3 añitos), mi novio y yo y pasamos unos días de lujo. ¡Y ni siquiera tuvimos que hacer la maleta para salir de la isla! Lo malo de este hotel en Santa Ponsa es que no está abierto fuera de temporada. Lo mismo sucede con el resto de Hoteles Fergus en Mallorca

La lista continúa, de hecho me he dejado en el tintero todos los hoteles para PANKs que tengo fichados fuera de Mallorca (que haberlos hailos). Si tengo un ratito, haré otro post sobre el tema. Quizás os sirva a muchas para animaros a convertiros en la tía más guay. Un título que, teniendo en cuenta como son los niños, se gana a pulso.

Anuncios