Una Ibiza para todos

La isla blanca, la Ibiza de siempre, aquella de espíritu hippie y alma inquieta, la que disfruta de lo natural, la calma y la vida sencilla. Hoy vamos a proponeros un viaje a esta Ibiza, que no es incompatible con la de las noches infinitas y las fiestas nonstop, pero que sí es un destino más amable, más para todos los públicos.

Si queremos sentir esa paz de la auténtica Ibiza, tendremos que salirnos un poco del circuito habitual y más comercial: nada de Playa d’en Bossa, nada del puerto, nada de Sant Antoni. Nos vamos directos o al norte de la isla o bien a Santa Eulària des Riu. Este acogedor pueblo es uno de los que conserva más ese carácter relajado y naturalista que siempre ha tenido Ibiza. Es un pueblo familiar, de pequeñas casas y diversas zonas residenciales con hoteles a pie de playa destinados especialmente a las familias con niños que no quieren renunciar a la maravilla de esta isla mediterránea pero prefieren evitar el frenesí de las zonas de marcha clásicas de la isla.

Así que, lo primero es apostar por un alojamiento en playa de Es Canar y sus alrededores: Cala Martina, Cala Nova, Playa de S’Argamassa… Aquí encontramos varios, como el IBEROSTAR Santa Eulalia, el FERGUS Paraíso Beach (ojo, éste es solo para adultos) y el Garden Tropic Garden. En estos hoteles está garantizado el descanso y la tranquilidad, no solo porque el ambiente es muy distinto del de los hoteles del centro de Ibiza o Sant Antoni, sino porque sus servicios están orientados a las vacaciones de relax.

Garden Tropic Hotel

Garden Tropic Hotel

Así, por ejemplo, el IBEROSTAR Santa Eulalia ofrece un exclusivo club de playa sobre el mar, en un dique que se adentra en la playa de S’Argamassa y sobre el cual se han colocado tumbonas, camas balinesas, barras y zonas de snack. Tomar un aperitivo aquí, sobre las aguas del Mediterráneo, es toda una experiencia que no deberías dejar de probar. Consulta en el hotel las condiciones, precios y disponibilidad porque es uno de los hoteles en Santa Eulalia más solicitados y suele tener siempre una alta ocupación, con reservas de un año para otro.

La zona de Santa Eulalia, además de increíbles playas y actividades para niños en Ibiza, aglutina los dos mercadillos hippie más famosos del mundo: el mercadillo de Las Dalias y el de Punta Arabí. En ellos podrás encontrar moda ibicenca, artesanía, gastronomía vegana y local, música y espectáculos al aire libre, sobre todo durante los meses de verano, tanto de día como de noche. Son unos de los puntos de encuentro de los que buscan buen ambiente, sin prisas y con gusto por las pequeñas cosas de la vida.

El Puig de Missa y sus alrededores esconden excursiones fáciles que te permitirán practicar deporte de forma tranquila, con niños o en pareja, sin renunciar a disfrutar del paisaje, de lo que te vas encontrando por el camino: tabernas típicas, museos, fincas tradicionales, tiendas y talleres artesanos, las plazas, las terrazas…

Dentro del municipio de Santa Eulalia no debes dejar de hacer una visita a Santa Gertrudis, uno de los rincones naturistas por excelencia de Ibiza, donde todo está en plena armonía con el entorno y todos sus residentes cuidan las tradiciones, su naturaleza y su cultura como en ningún otro lugar. Sant Carles también merece una visita, ya que en su costa están algunas de las mejores playas de Ibiza y los restaurantes tienen una deliciosa propuesta gastronómica.

Anuncios