Ibiza, mucho más que la joya blanca del Mediterráneo

Aunque sería un error generalizar, lo cierto es que a la hora de viajar la gran mayoría opta por ceñirse a lo que queda recogido en las guías de viaje o a todo aquello que amigos y conocidos recomiendan visitar. Una opción respetable y efectiva con la que se tiende a pasar muchas cosas por alto. ¿Cuál sería la opción B? Sencillo: tomar las rutas alternativas, descubrir esos lugares que sólo unos pocos conocen y adentrarse en la cara más desconocida de cada destino.

De los muchos destinos paradisíacos, bonitos y únicos que podemos encontrar en nuestro país, Ibiza se lleva la palma por sus parajes únicos, su calma innata y por tener ese “algo” que nos atrapa desde el primer momento… Algo especial que nos enamora y que tiene una cara oculta que bien merece la pena ser descubierta.

ibiza-playa

Estas son sólo algunas de esas joyas escondidas en la isla blanca de Ibiza:

La playa lunar de Ibiza

La imagen habitual que se suele tener de las playas ibicencas parte de una arena blanca y de unas aguas de intenso color azul. Con idéntica agua pero enmarcada en un entorno casi lunar se halla una cala preciosa que recibe el nombre de Moon Beach (la playa lunar).

Disfrutar de una jornada de sol en sus roquitas y regalarse -por qué no- algún que otro baño otoñal en sus piscinas naturales es algo así como descubrir una Ibiza totalmente desconocida y encantadora.

Descubriendo Santa Inés

Aunque es muy pequeño (y muchos dirán que se puede ver en poco más de una hora), el núcleo urbano de Santa Inés es uno de los más auténticos y bonitos en el conjunto de la isla. Un pueblo en el que reside esencia de la isla blanca que todos conocemos pero en un estado puro y casi intacto.

Más allá de disfrutar de su entorno natural, el pueblo de Santa Inés es perfecto  para todos aquellos que quieren conocer las tradiciones más auténticas de la isla y su verdadero ritmo, un ritmo que es pausado, silencioso, tranquilo y cien por cien balear.

Santa Eularia, la Ibiza más auténtica

En la costa oeste de Ibiza (a medio camino entre el norte y el sur de la isla) se encuentra Santa Eularia, uno de los puntos más tranquilos y familiares del destino. Un lugar en el que encontrar todo lo bueno de Ibiza sin sufrir los estragos del turismo de masas (sí, el mismo que se hace fuerte hasta bien entrado el mes de noviembre).
¿Dónde alojarse? Aunque la oferta hotelera para familias es bastante completa, la recomendación pasa por buscar entre las suites solo adultos Santa Eulalia aquella que ofrezca las mejores vistas del lugar. De los muchos hoteles que se pueden encontrar en Santa Eurlaria te recomendamos el IBEROSTAR Santa Eulalia, un hotel en Santa Eulalia Ibiza con una excelente ubicación y con un mundo de servicios personalizados.

Anuncios