Las almendras de Mallorca

¡Qué gran descubrimiento el de las almendras! No, no es que acabe de conocerlas, es que a raíz de mi reciente traslado a Mallorca he descubierto recetas y utilidades de este producto que desconocía por completo.

Como digo, hace poco que vivo en esta isla, sin embargo ya casi me siento de aquí porque me tratan tan bien que parezco uno más, y claro, también yo intento adaptarme a sus costumbres, el idioma, aunque aquí enseguida cambian el registro si ven que no eres catalanoparlante, lo cual es de agradecer, sobre todo al principio, cuando llegas a un lugar nuevo, donde no conoces a nadie… Seguro que a mucha gente le suena esto. Pero bueno, a lo que voy… Poco a poco voy conociendo cosas de Mallorca y una que me fascina es la gastronomía y los productos naturales de aquí, en este caso las almendras.

Flor de almendro

Flor de almendro

Mallorca está llena de almendros, estoy deseando de que les salgan las flores porque los paisajes deben ser increíbles, de hecho me han comentado que incluso desde países como Alemania se organizan viajes en la época de los almendros en flor, y no me extraña, porque si la imagen ya es bonita solo con las plantaciones, verla con esas florecillas blancas y rosas tiene que ser todo un espectáculo.

Al descubrir que hay tantos almendros aquí, pensé que seguramente la almendra sería un producto muy utilizado en la cocina típica, y no me equivoqué. Así que actualmente me encuentro en plena fase de investigación y degustación de platos que llevan este ingrediente.

Quizás algunos pueden decir que se trata de simples almendras, y que son como las de otros sitios, pero no, yo me he dado cuenta de que son más dulces y redondas que algunas que he probado, y estas además las encuentro más aceitosas, puede que esta sea la clave para usarlas en la cocina.

No pretendo dar aquí un listado de recetas, eso es fácil de encontrar en internet, pero sí diré que he conocido un postre típico mallorquín exquisito: gató d’ametlles, qué dulce tan rico, es una especie de bizcocho suave y esponjoso realizado a base de huevos, azúcar, ralladura de limón y almendras molidas, y se suele comer acompañado de helado de almendras también.

Recuerdo la primera vez que probé este delicioso postre, fue en el Hotel Piscis, en Puerto de Alcúdia. Unos amigos y yo nos fuimos a pasar unos días al norte de Mallorca, buscábamos tranquilidad, buena comida, estar a pie de playa y alojamiento sólo para adultos, así que como uno de mis amigos ya conocía la calidad de los hoteles de la cadena Gran Isla, decidimos seguir su recomendación, y acertamos. Pues allí mismo, en una de las cenas -habíamos reservado Media Pensión- probé por primera vez este dulce. He intentado cocinarlo, pero de momento no le cojo el punto a la masa, así que de vez en cuando compro una porción en alguna pastelería.

hotel solo adultos en Mallorca

hotel solo adultos en Mallorca

Durante nuestra estancia allí se me ocurrió preguntar los ingredientes al chef, y me sorprendió cuando dijo literalmente “almendra de Mallorca”, al ver mi cara de asombro me comentó las diferencias respecto a otras, y de paso me habló de algunas de las propiedades de este producto, como su alto contenido en calcio, que sirve para ayudar a la digestión, que un masaje en la sien con aceite de almendra es un gran alivio para los dolores de cabeza, y muchas otras cualidades que jamás había imaginado.

En mis excursiones por la isla he descubierto que la zona centro está llena de almendros, así que en cuanto vea que salen las flores allá que iré a hacer fotos y a disfrutar del espectáculo que debe ser. Poblaciones como Manacor, Sant Llorenç, Sencelles o Lloseta tienen que estar preciosas con esos campos llenos de almendros en flor.

Hay tanta tradición de almendras aquí que incluso se celebran fiestas, me han comentado que en la localidad de Son Servera la Fiesta de las flores es en febrero, me han recomendado ir, así que buscaré la fecha concreta para marcarla en el calendario. Ya os contaré qué tal la experiencia.

Anuncios